El declive de Deutsche Bank, símbolo de los errores de los reguladores

Por

El pánico en el mercado de valores apareció alrededor del Deutsche Bank. El primer banco europeo da miedo, tanto por su pasado como por sus posiciones. Se espera que el contagio alcance a todo el sector bancario. Los bancos corren el riesgo de atravesar graves problemas, que pueden ser similares a los conocidos en 2008 porque, a decir verdad, no se ha realizado ninguna verdadera regulación bancaria.  

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

La situación tiene cierto aire de déjà vu. La dirección del Deutsch Bank, mientras lidia con el pánico bursátil, emitió este mismo lunes 8 de febrero por la tarde, con carácter urgente, un comunicado para tranquilizar a los inversores. En él, el banco aseguraba no tener ningún problema de liquidez. Decía estar en condiciones de garantizar el pago de los cupones de las obligaciones (intereses), por valor de 350 millones de euros, al que debe hacer frente en abril. En la mañana del martes, la dirección de la primera entidad financiera europea repetía el mismo mensaje a sus empleados. El Deutsche Bank es « robusto como una roca », defendió en la dirección. Incluso el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, envió un mensaje de apoyo. « Estoy tranquilo en lo que respecta a la situación del Deutsche Bank », señaló momentos antes de participar en una reunión en París.