Osos y pastores, veinte años de tensiones en los Pirineos

Por

En los Pirineos, el debate sobre la presencia de plantígrados se reaviva con la proliferación de ataques en los pastos de verano en Ariège, departamento francés situado en la frontera con España. Recientes despeñamientos de rebaños enteros atribuidos al paso de osos han soliviantado a los ganaderos, que reclaman al Estado que solucione un problema que asocian directamente con la decisión de la Administración de reintroducir dicha especie.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Ya es un clásico pirenaico. Una vez más, este verano, con la trashumancia de rebaños como trasfondo, la tensión entre los pro y los anti osos no ha dejado de aumentar, soltando sus andanadas de amenazas, violencia y anuncios atronadores.