El punto final a cinco años que han fracturado a la izquierda francesa

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

El espectáculo es lamentable. Desolador, patético y mediocre, parafraseando las palabras pronunciadas el pasado miércoles 29 de marzo, por algunos socialistas después de que el ex primer ministro Manuel Valls anunciase su apoyo al centrista Emmanuel Macron. También es la deriva lógica de un quinquenio que ha fracturado gravemente a la izquierda, dirigida por un presidente de la República que ha dado la espalda a gran parte de la mayoría electoral que lo eligió en 2012.