En pleno confinamiento, el cónsul de España deja en la calle a sus empleados domésticos

Por y

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

La interpretación de las reglas de confinamiento no es la misma para todos. Hay ciudadanos que se ven obligados a trabajar; los que sacrifican el ocio y las relaciones sociales para permanecer confinados; los que se limitan a una hora al aire libre al día para tomar un poco de aire fresco; o los que se saltan algunas reglas para darse un respiro o involucrarse en acciones solidarias. Y luego está el cónsul español en Bayona.