Simulacro de investigación tras la muerte de un etarra

Por

Hay expedientes que la Justicia preferiría no tener que abordar. Se nota. La desaparición del terrorista vasco Jon Anza, en Toulouse, en abril de 2009, es uno de esos casos.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Hay expedientes que la Justicia preferiría no tener que abordar. Se nota. La desaparición del terrorista vasco Jon Anza, en Toulouse, en abril de 2009, es uno de esos casos. La Fiscalía pidió el sobreseimiento del caso, tal y como hizo la jueza de instrucción Myriam Viargues, después de haber rechazado, una a una, las demandas de investigación presentadas por la familia. Aún en el caso de que hubiera resultado fallecido víctima de algo, el desaparecido, hallado en la morgue de Toulouse en marzo de 2010 y que, por cierto, se encontraba gravemente enfermo, no era una víctima cualquiera.