El entramado financiero del Frente Nacional

Por y

El partido de extrema derecha francés está paralizado. Una agencia de comunicación que presta servicios a la formación está siendo investigada y se han registrado las oficinas del tesorero del micropartido Jeanne, que financia a la agrupación de extrema derecha. Las investigaciones en curso han puesto al descubierto importantes movimientos de capital.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

El pasado 14 de noviembre, cuando los investigadores desembarcaron en la plaza Léon-Deubel, en el distrito XVI de París, pusieron los pies sobre un hormiguero. Previa autorización judicial de los magistrados Renaud Van Ruymbeke y Aude Buresi, registraron las oficinas de Axel Loustau, responsable de una galaxia de empresas de seguridad heredada de su padre y, desde marzo de 2012, también tesorero de Jeanne, micropartido y fuente principal de financiación del Frente Nacional y de Marine Le Pen.