Catherine Deneuve, #MeToo y los «besos robados»

Por

Más de un centenar de artistas e intelectuales francesas firman un manifiesto en contra de las denuncias sexuales masivas que proliferan a raíz del caso Weinstein. La tribuna, publicada en el diario Le Monde, es la encarnación de un viejo estribillo: existiría, también en este dominio, una excepción francesa que se alza contra la ola de « puritanismo » venida de Estados Unidos.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

De nuestro corresponsal en New York (Estados Unidos).- « Catherine Deneuve y un centenar de mujeres francesas denuncian el totalitarismo de #MeToo ». El titular de The New York Times, sobre la columna firmado por un centenar de mujeres, que defienden en Le Monde la « libertad de incomodar », es sencillo, inédito y justo. Con el pretexto de defender el « ligoteo insistente » o la « galantería », el texto es una denuncia, incluso una reacción, en el sentido estricto del término, a los millones de #MeToo y de #BalanceTonPorc (#DenunciaATuCerdo) que han inundado las redes sociales, en Francia también, desde que estalló el caso Weinstein.