Las zonas grises del falso policía del Elíseo

Por y

Las violencias cometidas por Alexandre Benalla, colaborador de Emmanuel Macron, contra un manifestante el pasado 1 de mayo, plantean la cuestión sobre la responsabilidad del Palacio del Elíseo que ocultó los hechos a la Fiscalía. Ante este trato de favor, numerosas dudas planean sobre el verdadero estatus del colaborador, despedido este viernes 20 de julio tras un tsunami de críticas contra la presidencia.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Una investigación ha sido abierta, en tela de juicio: los falsos policías y verdaderos colaboradores de Emmanuel Macron. Tras la revelación, por el diario Le Monde, de la identidad de uno de los dos hombres que agredieron a varios manifestantes, el 1 de mayo de 2018, en la plaza Contrescarpe en París, Alexandre Benalla, entonces adjunto del jefe de gabinete del presidente de la República, la Fiscalía de París ha encargado a la Brigada de Represión de la Delincuencia contra Personas (BRDP) una investigación por « violencias cometidas por un funcionario del servicio público », « usurpación de identidad » y « usurpación de distintivos reservados a la autoridad pública »