Un fiscal contra la información, un poder contra el periodismo

Por

Una periodista del diario francés Le Monde ha sido convocada como sospechosa por la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) en relación con el affaire Benalla. Este hecho ocurre tras el intento de registro de los locales de Mediapart en el marco del mismo caso y tras las audiciones como sospechosos de varios periodistas responsables de la investigación sobre la venta de armas francesas en Yemen. En cada ocasión, las pesquisas son dirigidas por el mismo hombre: el fiscal Rémy Heitz.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Resumamos. La redacción de Mediapart fue objeto de una tentativa de registro por dos fiscales y tres policías de la Brigada Criminal en el marco del affaire Benalla; tres periodistas, dos del colectivo Disclose y uno de Radio France, fueron interrogados como sospechosos por la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) por haber revelado las mentiras del Gobierno sobre las armas francesas en Yemen; una gran reportera del diario Le Monde ha sido convocada ahora por los servicios de inteligencia como sospechosa en relación con el affaire Benalla…