« Jamás, ¿me oís? ¡Jamás votaré a ese tipo! ». El domingo por la noche, a un simpatizante presente en el cuartel general de Benoît Hamon, el grito le salía del alma, entre lágrimas y el sentimiento de decepción. El candidato socialista, por su parte, sí ha instado a derrotar en las urnas a Marine Le Pen. También se han manifestado en esa línea socialistas y ecologistas. De entre los líderes de izquierdas, sólo Jean-Luc Mélenchon dejaba la decisión en manos de las bases de Francia Insumisa [este miércoles confirmaba que él no hará público su voto], pero muchos de los colectivos que apoyan a la plataforma se han dirigido a los electores para solicitarles que combatan a la ultraderecha.