Macron después del G7 de Biarritz: detrás de la comunicación, el statu quo

Por

Tras un regreso catastrófico al curso escolar en 2018, Emmanuel Macron aborda el de este 2019 situándose en el centro del juego internacional. El ejercicio del G7 de Biarritz fue saludado unánimemente por la prensa francesa, que presenta la cumbre como un « éxito ». Sin embargo, en el fondo, nada ha cambiado en cada uno de los asuntos abordados en la cita internacional.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Al leer los titulares de prensa, la constatación es unánime: Emmanuel Macron ha superado con éxito su regreso al curso político situándose en el centro del juego internacional. Entre la visita de Putin al fuerte de Brégançon el pasado 19 de agosto; el encuentro con el primer ministro británico Boris Johnson, unos días más tarde; y la celebración de la cumbre del G7 en Biarritz (Pyrénées-Atlantiques) durante tres días, el presidente francés habría, según numerosos comentarista, realizado un ejercicio perfecto.