La derecha francesa anticipa ya el relevo de Fillon

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

¿Y bien? La pregunta, que formuló François Fillon la primera vez que le interrogaron por los trajes que recibió de Robert Bourgi, resume a la perfección la campaña de quien fuera primer ministro. Frente a los escándalos, a los malos resultados que arrojan las encuestas, las deserciones y las críticas en el seno de sus propio partido, el candidato de Los Republicanos ha optado por enfundarse el traje de rebelde. A diario se juega el todo por el todo, convencido de poder « ganar estas elecciones », convencido, también, de que es el único que « dispone de mayoría » para gobernar.