Los impuestos griegos se evaporan... por Europa

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Es la piedra en el zapato del Eurogrupo, que reúne a todos los países de la eurozona y que preside Jeroen Dijsselbloem, el ministro de Finanzas holandés. Hace unos días, el responsable europeo sermoneaba al Gobierno griego de Alexis Tsipras, instándole a asumir parte de su responsabilidad en las relaciones más que tensas entre el mandatario y los demás dirigentes de la Unión Europea. « En Grecia, la responsabilidad de los problemas se busca fuera de Grecia y Alemania se ha convertido en la víctima principal », señaló entonces Dijsselbloem. 

Sin embargo, en un informe publicado este lunes, la ONG holandesa Somo atribuye parte de esas responsabilidades, en lo que respecta al estado de las finanzas griegas, a los Países Bajos de Jeroen Dijsselbloem. Somo, el « centro de investigación sobre las multinacionales », está especializado en el análisis de las prácticas de empresas con presencia en diferentes países. Se trata de una organización prestigiosa que recientemente ha denunciado, por solo citar un ejemplo, el papel de Suiza en el entramado de evasión de capitales de Shell. En esta ocasión, la ONG se ha centrado en las prácticas fiscales más que discutibles de Eldorado Gold, empresa minera canadiense radicada en Grecia, a quien el anterior ejecutivo otorgó la concesión de la explotación de las minas de oro de Skurie, en el noreste del país. Según se extrae de sus conclusiones, la empresa minera se ha ahorrado, gracias a los Países Bajos y a la laxitud de su legislación fiscal, al menos 1,7 millones de euros en impuestos que debía pagar a Grecia.