El SPD quiere convencer a los alemanes de que una alternancia es posible

Por

Martin Schulz defendió, el pasado domingo en Dortmund, el programa electoral del Partido Socialdemócrata, centrado en el restablecimiento de la « justicia social ». A partir de ahora, el SPD y su candidato deberán comenzar la batalla contra Angela Merkel. Sin embargo, el mensaje de Schulz parece no calar entre el electorado.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

De nuestro corresponsal en Berlín (Alemania).- ¿Conseguirá el SPD que su mensaje electoral cale entre los votantes alemanes? Hasta la fecha, a Martin Schulz no le han ido muy bien las cosas. Cuando tomó el relevo de Sigmar Gabriel como candidato del SPD, el pasado mes de enero, el partido pensó que había encontrado el arma imparable contra Merkel y se encontraba exultante. Un mes y medio después, todavía en trance, los delegados del SPD elegían al candidato a la presidencia del partido con un resultado « soviético » del 100%. Los medios de comunicación reprodujeron y amplificaron entonces la imagen del hombre providencial, encantado de ver cómo la campaña electoral alemana quizás podía escapar al rodillo de Merkel. Después llegaría el jarro de agua fría. El SPD resultó derrotado en tres elecciones regionales en primavera. Incluso perdió su bastión, es decir, gran land de Renania-Westfalia del Norte, también conocido como el corazón de la democracia.