Atravesar México: un infierno para los inmigrantes de América Central

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Apoyada en una columna en el patio del albergue para inmigrantes de Ixtepec, en el sur de México, en el estado de Oaxaca, Keyla Reyes acaricia su vientre mientras devora una tortilla de maíz. Esta frágil mujer, de 22 años, está embarazada de 7 meses. Acaba de llegar al albergue después de un viaje de varios meses entre La Ceiba, su ciudad natal, en Honduras, y México. « Tuve muchos problemas con mi embarazo, hace dos días, estaba tan deshidratada que sentía dolores muy fuertes en la espalda y los riñones », narra con un hilo de voz. « Sé que para el bebe no es bueno andar tanto, pero quería que mi hija naciera en Estados Unidos, que tuviera la nacionalidad estadounidense y que así pueda tener las oportunidades que jamás tendría en mi país ».