Baltasar Garzón: «Creo que España es ya otro país desde la sentencia del caso Gürtel»

Por y Alicia Gutiérrez

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Protagonista, o víctima, de una de las más célebres paradojas de la historia judicial española, Baltasar Garzón (Jaén, 1955) fue el primer condenado del caso Gürtel. Investigar la mayor trama de corrupción política conocida hasta la fecha le costó la toga. El 9 de febrero de 2012, el Tribunal Supremo le inhabilitó 11 años por prevaricación. El motivo, haber interceptado en prisión escuchas de los imputados de Gürtel con sus abogados. Hoy, la sentencia dictada por la Audiencia Nacional en la pieza troncal del caso tumba la petición de nulidad que, basándose en ese hecho, formularon las defensas. Y ratifica « el expurgo de conversaciones viciadas que hizo el instructor ». O sea, Garzón. « La sentencia es mi rehabilitación », dice el jurista en esta entrevista con infoLibre, socio editorial de Mediapart, convencido del efecto catártico que han operado sus 1.586 páginas: « España es otro país después de la sentencia del caso Gürtel ».