España: el fracaso del «cordón sanitario» permite que la extrema derecha se siente en la Mesa del Congreso

Por Yolanda González (infolibre)

La composición de la Mesa del Congreso ha sido uno de los debates que más han agitado la vida política española en las últimas semanas. Se trata de la primera legislatura en la que la extrema derecha, por números (52 escaños) se encontraba ante la posibilidad de sentarse por primera vez en el órgano de gobierno de la Cámara Baja. Y en eso han insistido desde Vox: ser la tercera fuerza política española les otorgaba el derecho a sentarse en dos de los nueve puestos.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Los españoles volvieron a votar el 10N y, a la espera de que las negociaciones para que eche andar el Ejecutivo, el Legislativo dio este martes 3 de diciembre sus primeros pasos con la constitución de las Cámaras. La votación para la elección de los nueve miembros de la Mesa del Congreso de la XIV Legislatura arrancaba poco antes de las 10.25 horas con el llamamiento a los diputados por orden alfabético. Una urna y una papeleta por parlamentario electo garantizan que este voto a la Presidencia, las cuatro Vicepresidencias y las cuatro Secretarías de la Cámara sea secreto. Pero algunas pistas han ido dando sus señorías en las últimas semanas, días... e incluso horas si se tiene en cuenta que el fracaso de un pacto entre PP, Cs y Vox alteró las cuentas no sólo de las fuerzas de la derecha.