Las elecciones norteamericanas, un espectáculo ruinoso y de perfil bajo

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Nueva York, de nuestra corresponsal.-  Atacar a su oponente en lugar de presentar un programa político, no temer a la vulgaridad, apostar por el miedo, por el escándalo y gastar sumas colosales. Esta sería, exagerando un poco, la receta favorita de los candidatos norteamericanos en las llamadas elecciones de mitad de mandato que se han celebrado este martes 4 de noviembre en Estados Unidos. La elección de los 435 representantes de la Cámara y de 36 senadores (algo más de un tercio del Senado) alumbrará un nuevo Congreso.