Turquía: un futuro político incierto para el parque Gezi

Por

Convertida en punto de encuentro de distintas organizaciones políticas unidas en oposición al primer ministro turco, la plaza Taksim no se vacía. El Partido Republicano del Pueblo (CHP), el principal de la oposición, está en plena mutación e intenta salir de la sombra de la forma más discreta posible para, a medio plazo, captar el descontento de los manifestantes. Enviado especial a Estambul

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Una semana después del inicio de las protestas en Turquía, la acampada del parque Gezi, que bordea la plaza de Taksim, en Estambul, tiene ya sus propios ritmos y rutinas. Aunque los enfrentamientos con la Policía han continuado en otras grandes ciudades del país, las fuerzas del orden sí se han retirado de la plaza de Taksim y del barrio popular de Besiktas. Varias decenas de tiendas de campaña se han instalado en el parque y el abastecimiento de agua y comida está asegurado. En la mañana del miércoles, los nuevos pobladores del campamento levantado en el corazón de Estambul asistieron incluso a clases de yoga.