El escándalo de los repuestos de coche es mundial

Por
Artículo en acceso libre. Descubre y lee todo en Mediapart Abonarse

Mediapart apuesta por un modelo participativo donde, a priori, los comentarios no son moderados. Por este motivo les agradecemos que respeten nuestros estatutos editoriales. La redacción puede destacar ciertos comentarios y se reserva el derecho de suprimir cualquier comentario que no tenga relación con el tema, que se repita en varias ocasiones, que tenga un carácter promocional o grosero.

Continùa leyendo en Mediapart Acceso ilimitado al periódico participación libre en el club Abonarse

eic
Esta investigación se ha realizado en colaboración con el consorcio de medios de comunicación de investigación European Investigative Collaborations (EIC), que cuenta con Mediapart entre sus fundadores. El EIC ha publicado investigaciones sobre las armas del terrorFootball Leaks, los Malta Files, los secretos de la Corte Penal Internacional, la fortuna offshore de dos hijas de dictadores, el importante caso de corrupción de Airbus y la evasión fiscal de François-Henri Pinault y del dueño de Gucci.

Este artículo, segunda entrega de una nueva investigación sobre los recambios de automóvil, ha sido posible gracias a documentos obtenidos por Mediapart y analizados en colaboración con el EIC y el diario belga De Standaard.

Remitimos preguntas muy concretas a todos los fabricantes que adquirieron el software y que llevaron a cabo un proyecto piloto o que fueron contactados por Accenture. Entre los cinco clientes, sólo Renault ha respondido por escrito a nuestras preguntas. PSA nos ha remitido un desmentido de unas líneas. Nissan, Jaguar Land Rover y FCA (Fiat-Chrysler) no han respondido. El resto de fabricantes no ha aceptado responder a nuestras preguntas; los clientes se limitaban a confirmar que no compraron el software.