Matar para disuadir: Israel asume sus métodos en Gaza

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Pese a los llamamientos a la calma de la comunidad internacional, la manifestación convocada el viernes 6 de abril -que finalmente se saldó con al menos cinco palestinos muertos y 400 heridos– se preveía tensa: el Gobierno de Israel había anunciado el despliegue de refuerzos adicionales. También mantenía la autorización para que el Ejército disparase a cualquiera que se aproximara a la frontera. Del otro lado, los organizadores de las protestas, que preveían más participantes que la semana anterior, pedían a los palestinos mantener una actitud « pacífica ».