« Si el coronavirus llega a los campos de Xinjiang, muchos uigures van a morir »

Por

Los uigures exiliados en Turquía, sometidos a las amenazas y al chantaje de Pekín, temen por la vida de aquellos que permanecen en China. Muchos de ellos han sido recluidos en campos de concentración y se encuentran amenazados por la propagación del coronavirus.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

De nuestro corresponsal en Estambul (Turquía).- Por afinidad étnica y religiosa, Turquía ha venido abriendo sus puertas a los exiliados uigures desde los años 60. Sin embargo, el número de éstos ha aumentado considerablemente en la última década a medida que se intensificaban las persecuciones chinas de la población musulmana en su tierra natal, la región autónoma de Xinjiang, conocida por los uigures como el Turquestán Oriental.