Platini y el Mundial de Fútbol de Qatar 2022, bajo sospecha

Por y

Tres años después de la apertura de una investigación preliminar, la Fiscalía Financiera francesa acaba de abrir una investigación judicial por « corrupción » en la adjudicación del Mundial de Fútbol 2022 a Qatar, según informaciones a las que ha tenido acceso Mediapart. La investigación parte de una reunión secreta en el Palacio del Elíseo el 23 de noviembre de 2010, nueve días antes de la votación que decidía la sede del Mundial, entre Nicolas Sarkozy, Tamim ben Hamad al-Thani, entonces príncipe heredero de Qatar y actual emir, y Michel Platini, entonces presidente de la UEFA y vicepresidente de la FIFA.

Este artículo es de acceso abierto. La información nos protege Me suscribo

Estamos ante un importante giro en los acontecimientos, en lo que a la implicación de Francia se refiere en el affaire de la Copa del Mundo de Fútbol de 2022. Según ha podido saber Mediapart, la Fiscalía Financiera Nacional (PNF) ha abierto una investigación judicial por « corrupción activa y pasiva », así como por ocultamiento y blanqueo de estos delitos, en relación con la controvertida adjudicación del concurso por parte de la FIFA a Qatar el 2 de diciembre de 2010. La Fiscalía, contactada por Mediapart, ha confirmado la apertura de la investigación judicial y rechaza hacer más comentarios.

Después de tres años de investigación preliminar, la PNF decidió confiar la continuación de las investigaciones a un juez de instrucción. Esta decisión es consecuencia de las audiencias celebradas el 18 de junio por los agentes de policía de la Oficina Anticorrupción (OCLCIFF), encargados de la detención preventiva, de Michel Platini, que en aquel momento era presidente de la UEFA y vicepresidente de la FIFA, y que votó a Qatar en el plebiscito de diciembre de 2010.

Michel Platini Y Nicolas Sarkozy durante un partido del PSG, el 17 de febrero de 2015. © Reuters Michel Platini Y Nicolas Sarkozy durante un partido del PSG, el 17 de febrero de 2015. © Reuters

El mismo día, la policía entrevistó también a dos antiguos colaboradores de Nicolas Sarkozy en el Elíseo, su antiguo secretario general, Claude Guéant, y su antigua asesora deportiva, Sophie Dion.

Cuando Michel Platini quedó en libertad, su abogado, William Bourdon, denunció que se hubiese producido « mucho, mucho ruido para nada »; y consideró que su cliente era « totalmente ajeno a hechos que lo superan »« Estamos tranquilos y confiados en el futuro », añadió el abogado.

La Fiscalía, por su parte, consideró que un juez de instrucción debía seguir adelante con la investigación, con la posibilidad de proceder a llevar a cabo imputaciones, ya que la Fiscalía no tiene esta facultad, puesto que sólo puede remitir a los encausados ante la Justicia.

Aunque en este momento no se ha filtrado nada sobre el caso, los investigadores se interesan ya por la famosa reunión secreta en el Elíseo, revelada en 2013 por France Football y la revista mensual So Foot. El 23 de noviembre de 2010, nueve días antes de la votación de la FIFA que otorgó la Copa del Mundo a Qatar, y en medio de una luna de miel entre Francia y el emirato, el presidente Nicolas Sarkozy invitó a Tamim ben Hamad al-Thani, príncipe heredero de Qatar (y actual emir desde 2013) y Michel Platini, entonces presidente de la UEFA y vicepresidente de la FIFA, a almorzar.

Claude Guéant, ex secretario general del Elíseo y brazo derecho del entonces presidente Nicolas Sarkozy. © Reuters Claude Guéant, ex secretario general del Elíseo y brazo derecho del entonces presidente Nicolas Sarkozy. © Reuters
Consultados por Le Monde en 2015, los archivos oficiales del Elíseo confirmaron la existencia del almuerzo secreto, en el que también habrían participado el entonces primer ministro de Qatar Hamad ben Jassem al-Thani, el secretario general del Elíseo Claude Guéant y Sophie Dion, entonces asesora deportiva de Nicolas Sarkozy. Esta última actualmente ocupa una cátedra sobre « Ética y seguridad en el deporte » en la Universidad de la Sorbona en París, financiada por Qatar.

Según France Football, « durante esta reunión, se discutió también la adquisición del PSG por parte de los cataríes, el aumento de su participación en el grupo Lagardère, la creación de un canal deportivo (BeIN Sports) para competir con Canal+ ». Todo habría sido acordado « a cambio de una promesa, que Platini no diera su voto a Estados Unidos, como había previsto, sino a Qatar ».

Nueve días después de este almuerzo, el 2 de diciembre de 2010, Qatar ganó la Copa del Mundo de 2022. Siete meses después, en junio de 2011, Qatar compró el PSG a Colony Capital Fund. Y a finales de 2011, el hijo de Michel Platini, Laurent, fue contratado por el fabricante de equipamiento deportivo de Qatar, Burrda, una filial de Qatar Sports Investments (QSI), el fondo soberano del Emirato que también posee el PSG y el canal de televisión BeIN Sports.

La investigación deberá determinar si se trata de una mera coincidencia o si se trata de la ejecución del supuesto acuerdo alcanzado en el almuerzo del Elíseo.

Esta información judicial es políticamente muy delicada, ya que se centra en el papel desempeñado por el propio emir de Qatar, en un contexto diplomático tenso entre Francia y el emirato. Según La Tribune, Qatar está « muy cerca de renunciar » a la compra de vehículos blindados franceses a Nexter por 2.000 millones de euros para protestar contra la acusación del jefe del PSG, Nasser al-Khelaïfi, por corrupción en el caso del Campeonato del Mundo de Atletismo.

Tamim al-Thani, emir de Qatar desde 2013, estuvo presente en el famoso almuerzo en el Elíseo en 2010 con Michel Platini, Nicolas Sarkozy y Claude Guéant. Por aquel entonces era el príncipe heredero. © Reuters Tamim al-Thani, emir de Qatar desde 2013, estuvo presente en el famoso almuerzo en el Elíseo en 2010 con Michel Platini, Nicolas Sarkozy y Claude Guéant. Por aquel entonces era el príncipe heredero. © Reuters

El hecho de que la reunión secreta del Elíseo « cambiase las cosas » a favor de Qatar fue apoyado públicamente por el expresidente de la FIFA, Sepp Blatter. Michel Platini niega las acusaciones de Blatter en bloque, considerando que se trata de una venganza destinada a impedir que se convierta en presidente de la FIFA.

El antiguo número 10 de Les Bleus afirma que Nicolas Sarkozy no le pidió que votara por Qatar en el almuerzo del Elíseo, a pesar de que « sentía que había un mensaje subliminal ». Laurent Platini también aseguró que su padre no participó en su contratación como CEO de Burrda, que dejó en 2016 para unirse al Grupo Lagardère.

La apertura de la investigación judicial llega en un momento en que Michel Platini acaba de concluir, el 8 de octubre, la suspensión de cuatro años que le impuso la FIFA en el caso del « pago diferido ».

El 17 de enero de 2011, un mes después de la concesión de la Copa del Mundo de 2022 a Qatar, Platini reclamó (y obtuvo) el pago por parte de la FIFA de dos millones de francos suizos (1,8 millones de euros). Según él, este pago iba acorde con su remuneración cuando fue asesor de Sepp Blatter en la FIFA entre 1998 y 2002. Platini afirma que, además de su contrato por escrito, disponía de un « acuerdo verbal » con Blatter que le concedía una remuneración adicional.

Este caso obligó a Platini a dimitir de la UEFA y le impidió presentarse como candidato a la Presidencia de la FIFA. En 2015, la federación internacional le prohibió toda actividad futbolística durante cuatro años, sentencia confirmada en apelación por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD). Pero la Fiscalía Federal suiza, que había abierto una investigación penal sobre los mismos hechos, le informó en mayo de 2018 de que « no sería incriminado », según Le Monde.

Al considerarse totalmente exonerado, Michel Platini lanzó un importante contraataque mediático y judicial al final de su suspensión el pasado mes de octubre. Acaba de publicar un libro, titulado Entre nous (1), en el que salda sus cuentas con Sepp Blatter y critica su suspensión por parte de la Comisión de Ética de la FIFA, en comparación con el « Comité de salut public durant la Terreur ».

El expresidente de la UEFA, que cree haber sido víctima de un complot para impedirle presidir la FIFA, también presentó una denuncia en París por « denuncia calumniosa » y « conspiración criminal para cometer el delito de denuncia calumniosa », con el objetivo de perseguir a los dirigentes de la FIFA que denunciaron el caso del pago aplazado a la Fiscalía Federal de Suiza.

Como reveló Le Monde, la Fiscalía de París decidió a finales de octubre no investigar y remitir el caso a los tribunales suizos. Esta fue una decisión lógica, dado que la FIFA y sus gerentes tienen su sede en Zúrich, y que la denuncia de Platini por parte de la federación internacional se había hecho ante la fiscalía suiza.

El pasado 8 de noviembre, Michel Platini también declaraba a la agencia AFP que solicita a la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA), organismo que dirigió entre enero de 2007 y octubre de 2015, el pago de los salarios atrasados y de una prima « prevista en su contrato », así como de los honorarios de los abogados. Tiene previsto iniciar un procedimiento ante el Tribunal de Trabajo contra la UEFA.

Desde el final de su suspensión, se han extendido rumores de que Platini podría presentarse a la Presidencia de la Federación Francesa de Fútbol (FFF) en 2021 o a la presidencia de la FIFA en 2023. Por el momento, el interesado mantiene vivo el misterio de sus intenciones. « Volveré. No sé dónde, no sé cómo. No puedo seguir con una suspensión, aunque sea una suspensión hecha por imbéciles », declaraba el pasado mes de septiembre.

En cualquier caso, la apertura de la investigación judicial en el caso de la Copa del Mundo de 2022 ha perturbado esta campaña de comunicación y la posibilidad de un regreso. Sea cual sea su ambición, el antiguo número 10 aún no ha terminado con la Justicia.

Versión española : Mariola Moreno, infoLibresocio editorial de MediapartEdición Irene Casado Sánchez.

No hay movilización sin confianza
No hay confianza sin verdad
Apóyanos