Seis hombres clave en el corazón del imperio de Putin

Por

Son historias de amistad, intereses cruzados, fortunas colosales. Explican cómo un pequeño grupo de hombres -unos 30- consiguió tomar el control de Rusia. Son amigos de la infancia, compañeros de universidad, antiguos colegas del KGB o colaboradores en el Ayuntamiento de San Petersburgo en los años 90. He aquí algunos ejemplos de las amistades de Vladimir Putin.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Lo que cuenta el documental Un palacio para Putin, del Fondo de Lucha contra la Corrupción, la ONG de Alexei Navalni, es lo mismo que revelan muchas investigaciones periodísticas. Se trata de historias de amistad, de intereses cruzados, de codicia por la fortuna y de devolución de favores en un mundo sin leyes ni reglas. Estas historias explican cómo un grupúsculo de hombres –una treintena– ha podido hacerse con el control de Rusia, de su poder político y de una buena parte de su economía.