«Golpe de Estado», «sedición», «ocupación»...: cómo denominar el colapso de la democracia estadounidense

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Hasta el final, el mandato de Donald Trump se ha basado en la estupefacción. El miércoles 6 de enero, en las pantallas de todo el mundo, el espectáculo se desarrolló en un Capitolio invadido por varios cientos de manifestantes simpatizantes del presidente saliente. Al forzar la entrada a la sede del poder legislativo de Estados Unidos, una horda abigarrada de supremacistas blancos, conspiradores, masculinistas, neonazis y otros miembros de tribus de extrema derecha interrumpieron durante unas horas el proceso de ratificación de Joe Biden, ganador de las elecciones presidenciales del pasado noviembre.