Brasil se enfrenta a una profunda crisis de su sistema político

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

De nuestra corresponsal en Río de Janeiro (Brasil).- « Llegados a este punto, ya no estamos ante un golpe de Estado, se trata de porno del malo ». El politólogo Paulo Peres, profesor en la Universidad de Río Grande do Sul, recurre a la ironía para calificar los últimos episodios de la crisis política brasileña. Este miércoles, los senadores infringían el golpe de gracia a Dilma Rousseff. Confirmaban la votación de los diputados que, el pasado 17 de abril, se mostraban mayoritariamente a favor de la destitución de la presidenta.