Negocios, política, armas: Rusia se implanta en África por todos los medios

Por

En poco tiempo, Rusia ha conseguido volver a ser un actor importante en África. Hace negocios y refuerza su influencia política, mientras avanza sus peones en el campo militar. Esta implantación en todas las direcciones, principalmente a través del empresario Evgeny Prigogine, cercano al presidente Vladimir Putin, no es vista con buenos ojos por parte de los socios históricos del continente, entre ellos Francia.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Hace algunas semanas apareció una nueva imagen sobre un cartel en la carretera del aeropuerto de Bangui (República Centroafricana), que conduce hasta el centro de la ciudad. « Cooperación entre Centroáfrica y Rusia. Hablamos poco pero hacemos mucho », anuncia en sango, el idioma nacional. Como ilustración, dos soldados y las banderas rusa y centroafricana sobrevoladas por helicópteros militares. En el momento en que se colocaba este cartel, el presidente de la República del Congo vecina, Denis Sassou-Nguesso, era recibido en el Kremlin por Vladimir Putin. Terminada la visita, su homólogo y él anunciaron la firma de acuerdos de cooperación entre sendos países.