Ucrania, un país en guerra que se prepara para volver a las urnas

Por

Cinco meses después de la elección de Petro Porochenko como presidente, Ucrania, sumida en una profunda recesión, se prepara para votar a los miembros del Parlamento, cuya composición actual se remonta a la presidencia de Viktor Yanukovitch.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

En un par de semanas, el 26 de octubre, los ucranianos acudirán a las urnas. ¿ Todos ? Probablemente no. En el Este, en las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, tal y como ocurrió con las elecciones presidenciales de mayo pasado, no se celebrarán comicios. Por el contrario, sí habrá elecciones legislativas el 2 de noviembre y comicios locales el 7 de diciembre, tal y como han anunciado los separatistas, lo que tensará un poco más la cuerda con la capital ucraniana. Las autoridades prorrusas han rechazado el « estatus especial » propuesto por Kiev a inicios de septiembre que debía otorgar a las provincias del Este mayor autonomía y una amnistía, con determinadas condiciones, para los combatientes. La elección de los integrantes de la nueva Rada Suprema (Parlamento), una reivindicación del movimiento Maidán del pasado invierno, llega a un país que tiene ante sí un futuro incierto y que ha visto amputadas dos de sus regiones, Crimea – anexionada desde entonces por Rusia – y la zona Este, Donetsk y Lugansk, bajo control separatista.