Arabia Saudí: el «Juego de Tronos» del príncipe heredero

Por

Con el arresto de medio centenar de personalidades, la dimisión forzosa del primer ministro libanés y las acusaciones vertidas en contra de Irán, el príncipe Mohammed ben Salmane pone de manifiesto su influencia internacional.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Los recientes acontecimientos políticos ocurridos en Arabia Saudí dejan perplejo por el rumbo que ha tomado el país, así como por la elección de las metáforas para describir lo que sucede: ¿asistimos a un episodio de Juego de Tronos (El trono de hierro) o a un remake de la Noche de los cuchillos largos? Apenas unas horas después de la constitución de una comisión, encargada de luchar contra la corrupción, el rey ordenaba, el 5 de noviembre de 2017, la detención de medio centenar de figuras clave de la familia reinante y del mundo de los negocios saudíes. Al mismo tiempo, el primer ministro libanés anunciaba su dimisión desde Riad y se lanzaba un misil desde Yemen, en dirección a la capital saudí.