El 15-M deja huella en la lucha por derechos fundamentales

Por Elena Herrera (infoLibre)

El movimiento surgido en mayo de 2011 en España, que muchos dudan incluso que siga existiendo como tal, sí ha dejado poso en otras luchas como la defensa del derecho a la vivienda o el cerco a la especulación financiera. Algunas formaciones políticas han recogido el guante de la indignación y apuestan por la vía institucional concurriendo a las europeas. 

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

El 15-M ya no es el 15-M que explotó le 15 de mayo de 2011 en España. Muchos, incluso, dudan de que exista como tal. No es el estallido masivo, heterogéneo y algo confuso que se plantó en las plazas para protestar contra la forma en la que los partidos clásicos, agotados políticamente, intentaban poner coto a una crisis a la que los indignados continúan llamando « estafa »