La matanza de Orlando golpea a un país en plena campaña

Por

La noche del sábado al domingo, 50 personas perdieron la vida en una discoteca gay en Orlando, Florida, en Estados Unidos. El ataque ha sido reivindicado por el Estado Islámico. 

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

De nuestra corresponsal en New York (Estados Unidos).- En la noche del sábado al domingo, cincuenta personas perdieron la vida y otras 53 resultaron heridas a manos de un hombre que abrió fuego en una discoteca gay de Orlando (Florida, EEUU). Esta nueva matanza masiva, la más sangrienta cometida en Estados Unidos, ha sido calificada por Barack Obama de crimen de odio, pero también de acto terrorista; en la tarde del domingo, el Estado Islámico reivindicaba el ataque.