Corrupción: el hijo de Netanyahou incrimina a su padre en una grabación

Por

Grabado durante una noche de desenfreno en Tel Aviv en 2015, Yair, el hijo del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahou, afirma que su padre intercedió para que un hombre de negocios consiguiese una serie de contratos gasísticos por más 16.000 millones de euros.

Este artículo es de acceso abierto. La información nos protege Me suscribo

De nuestra corresponsal en Jerusalén.- El origen de la grabación se desconoce, pero la cadena Arutz 2, que la dio a conocer el pasado día 8 de enero, asegura que la difusión es legal. La escena ocurrió un viernes por la tarde, en el verano de 2015. Yair Netanyahou, que entonces tenía 24 años, hijo mayor del primer ministro israelí, estaba en un coche en compañía de dos amigos: Ori Maimon, hijo del hombre de negocios israelí Kobi Maimon, y Roman Abramov, de quien la prensa israelí sospecha que fue contratado indebidamente por el multimillonario australiano James Parker, hombre próximo a Benjamin Netanyahou.

Los tres amigos acababan de salir de un club de strip-tease en el centro de Tel Aviv. Visiblemente bebidos, bromeaban sobre su noche de desenfreno y el dinero que habían gastado. Ori Maimon se vanagloria entonces de haber pagado una cuenta de 2.400 séqueles, casi 600 euros. De repente, la conversación da un giro político. « Mi padre le ha hecho ganar 20.000 millones de dólares [más de 16.000 millones de euros] al tuyo, bien puedes darme 400 séqueles [unos 100 euros] », espeta Yair Netanyahou a Ori Maimon. « Hermano, tienes que reconocer que mi padre ha hecho mucho por el tuyo, se ha peleado en la Knesset [Parlamento israelí] por eso ».

El hijo del primer ministro alude claramente al acuerdo alcanzado en agosto de 2015 por el Gobierno de Netanyahou para la explotación de los campos gasísticos descubiertos en el Mediterráneo. El padre de Ori, Kobi Maimon, es uno de los principales accionistas de Isramco, una de las compañías que poseen los campos gasísticos offshore de Tamar, en las costas de Israel.

El controvertido acuerdo en cuestión fue retrasado muchos meses por la oposición de la comisión israelí antitrust y del ministro de Economía de la época, Aryé Deri. Éste rechazó recurrir a una dispensa especial prevista por la ley israelí para autorizar que un monopolio funcionase en el país, por ejemplo, por razones de seguridad. Para forzar el acuerdo, Benjamin Netanyahou finalmente organizó y ganó una votación en el Parlamento israelí a principios de septiembre de 2015.

Durante la grabación, Yair Netanyahou y sus dos amigos se muestran preocupados por el carácter explosivo de la conversación y por el hecho de que pueda hacerse pública. « Si esto sale, será una pesadilla », avisa Yori Maimon. No hay que olvidar, detalle importante, de que esa noche, Yair Netanyahou y sus amigos no estaban solos. El hijo del primer ministro se encontraba acompañado de un conductor y de un agente de seguridad, personal que paga el Estado de Israel. Los tres amigos empiezan entonces a amenazar al guardaespaldas en tono de broma. « Si lo despiden, tendremos que matarlo », lanza Roman Abramov. « Atención, si lo dejas, hermano, podrías morir », le avisan.

Más allá del trasfondo político del asunto, la situación presenta una imagen patética del hijo del primer ministro israelí. A lo largo de la conversación, Yair Netanyahou hace comentarios denigrantes sobre las mujeres y sobre todo sobre su exnovia, cuyo nombre se ha eliminado de la grabación para preservar su intimidad.

Yair Netanyahou acompañando a su padre en un colegio electoral en 2015. © Reuters Yair Netanyahou acompañando a su padre en un colegio electoral en 2015. © Reuters

En un momento de la conversación, dice que los 400 séqueles que momentos antes le había pedido a Ori Maimon eran para una « prostituta ». Dice también que va a « organizar » una cita para sus amigos con una stripper de la que tiene el teléfono. Según Arutz 2, la madre de ouu, Sara, habría intentando llamar por la noche. « Mi madre llama... menuda broma », dice.

Horas después de hacerse pública la grabación, Yair Netanyahou, que en la actualidad tiene 26 años, se disculpaba en un comunicado: « Es una conversación nocturna, mantenida bajo la influencia del alcohol, he dicho cosas ridículas sobre las mujeres y otras cosas idiotas que más valía no haber dicho », escribe. « Lo siento si alguien se molestó por mis palabras ». Con relación al acuerdo gasístico aprobado por el Gobierno israelí, el hijo del primer ministro asegura que « se trataba de una broma » y que « cualquiera con algo de sentido común enseguida se da cuenta ».

Poco antes, un representante de la familia de Netanyahou también había publicado un comunicado para denunciar la manera « vergonzosa e ilegal » en que se había obtenido la grabación y para negar la veracidad de las palabras de Yair Netanyahou sobre su padre. « El primer ministro no tiene ningún vínculo con Kobi Mainon, con quien se ha entrevistado sólo una vez, hace diez años. [...] El primer ministro no sabía nada de la relación entre su hijo Yair y el hijo de Kobi Maimon. Yair no estaba implicado en modo alguno en el caso del gas y si hablaba del asunto, evidentemente, lo hacía de broma ».

En Twitter, el jefe de la oposición laborista, Avi Gabbay, se apresuró a denunciar lo que en su opinión es una « nueva mancha sobre el acuerdo del gas corrupto » alcanzado por el Gobierno de Netanyahou.

No hay movilización sin confianza
No hay confianza sin verdad
Apóyanos