Revolución en Sudán: las mujeres están en primera línea, como siempre

Por OLIVIA MACADRÉ

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Enviada especial en Jartún (Sudán).- En el ambiente hay una sensación incalificable. Algo entre la euforia, la asfixia y el vértigo. Subidos al gran puente de hierro que domina la entrada del sit-in, centenares de hombres lucen banderas y martillean con piedras la pasarela propagando un ruido ensordecedor a cientos de metros a la redonda.