El espacio Schengen se difumina, Europa entra en pánico

Por

Los ministros de los Estados miembros, reunidos en Bruselas el pasado 14 de septiembre, fueron incapaces de establecer un mecanismo de solidaridad para redistribuir a los miles de refugiados que llegan a Europa. El rechazo toma fuerza: mientras Alemania, Austria y Eslovaquia cierran sus fronteras, Hungría erige su muro anti-inmigrantes.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.