¿Está listo Estados Unidos para la paz en Afganistán?

Por

Pese al anuncio de Donald Trump sobre la inmediata suspensión de las conversaciones con los talibanes para alcanzar un acuerdo de paz, las negociaciones continúan entre estos enemigos históricos.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Cuando Donald Trump anunció el sábado 7 de septiembre la cancelación de la invitación cursada a los líderes talibanes para que firmaran un acuerdo en Camp David, la segunda residencia de los presidentes de Estados Unidos, sorprendió a todos. En primer lugar, porque nadie sabía de dicha reunión, antes de borrarla abruptamente de la agenda. En segundo lugar porque, dar la bienvenida a los líderes talibanes en suelo estadounidense, días antes del aniversario del 11 de septiembre de 2001 no parecía de buen gusto, especialmente a ojos de los partidarios conservadores de Trump. Y, por último, porque a pesar de casi un año de conversaciones directas en Doha entre los emisarios de la Casa Blanca y los antiguos anfitriones de Osama ben Laden, el contenido del acuerdo de paz no parece augurar nada bueno para la estabilización de Afganistán.