Guatemala: la revuelta de los indignados contra la corrupción

Por

El desmantelamiento de una sofisticada red de contrabando, orquestada por miembros del gobierno, sorprendió a los guatemaltecos. Bajo la presión pública, el presidente Pérez Molina ha obligado a dimitir a varios de sus ministros. ¿O se trata más bien de la influencia de la Casa Blanca?

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Enviada especial en Guatemala.- Cada uno de los manifestantes que se ha dado cita en la imponente Plaza de la Constitución de la capital guatemalteca lleva una pancarta improvisada. « Es tan raro manifestarse aquí que hay que hacerlo bien », sonríe Ruth Ibarra, una mujer de unos cuarenta años que porta un trozo de cartón sobre el que ha dibujado una caricatura de Otto Pérez Molina, el presidente de la República, donde se puede leer #RenunciaYa. « Queremos que se vaya, él y todos los políticos corruptos, estamos hartos, Guatemala merece algo mejor ».