La ofensiva diplomática sin precedentes de Palestina

Por Dominique Vidal

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

« El Gobierno sueco debe comprender que las relaciones en Oriente Medio son más complicadas que montar muebles de Ikea. » El ministro israelí de Asuntos Extranjeros, Avigdor Lieberman, reaccionó con este desprecio al conocer el reconocimiento bilateral del Estado palestino por parte de Suecia. Bien es cierto que se trata del primer país miembro de la Unión Europea que da el paso. De ahí la rabia de Tel-Aviv.