Arabia Saudí: cómo defender los derechos humanos sin necesidad de respetarlos

Por y Alexis Romero

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Existe un Estado donde se aplica la justicia hammurabiana del « ojo por ojo »; un régimen donde se condena a latigazos a una persona por tener un blog que fomenta el debate religioso y político, donde los ajusticiados son ahorcados en grúas como señal de advertencia para el resto de la población, donde ser mujer y víctima de una violación es delito. Y ese Estado es miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Arabia Saudí entró a formar parte del Consejo en el 2014; desde entonces, el Gobierno saudí ha ejecutado a 350 personas.