Grecia: la Comisión Europea presiona para frenar el avance de Syriza

Por

Se trata de la primera vez que el presidente de la Comisión Europea entra en campaña en las elecciones de un Estado miembro. El jueves 11 de diciembre, Jean-Claude Juncker tomó partido abiertamente por la formación de derechas Nueva Democracia, actualmente en el Gobierno griego. Una injerencia que continúa esta semana, con la visita a Atenas del comisario Pierre Moscovici.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Los griegos, que desde el comienzo de la crisis se sienten gobernados desde Bruselas, no tenían necesidad de pasar por esto. El jueves 11 de diciembre, en una entrevista concedida a la cadena de televisión austriaca ORF III, Jean-Claude Junker aseveró que no deseaba que « fuerzas extremas llegaran al poder » en Grecia. Con esa afirmación se estaba refiriendo a la izquierda radical de Syriza, principal partido de la oposición vencedor en las elecciones europeas del pasado mes de mayo y que puede convertirse en la fuerza más votada en caso de que se adelanten los comicios legislativos. Pese a fingir no querer pronunciarse sobre ningún partido político, de cara a las elecciones presidenciales, adelantadas inesperadamente a este miércoles 17 de diciembre, el presidente de la Comisión Europea añadió : « Prefiero volver a ver rostros conocidos en enero. »