La reforma del código penal socava un poco más las libertades en Marruecos

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Por el derecho a llevar falda. Hace unos días, cientos de personas se manifestaron ante el Parlamento y en varias ciudades marroquíes para reivindicar este derecho. El pasado 6 de julio, dos jóvenes eran juzgadas en Inezgane, cerca de Agadir, al sur de Marruecos, acusadas de atentar contra la decencia. Su delito: vestir faldas demasiado cortas cuando se dirigían a un mercado local. Tras ser agredidas por varios hombres –hay dos imputados–, pasaron de víctimas a acusadas (véase la página de Facebook, en francés, Vestir un vestido no es un delito).