Las paradojas del debate sobre el Brexit

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

De nuestro enviado especial en Londres (Reino Unido).- Según numerosos observadores del referéndum sobre la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, « el problema actual no es el euroescepticismo de los británicos, sino la indiferencia que éstos sienten ante el proyecto europeo ». Es lo que asegura Paul Copeland, director del centro de investigación europea de la Universidad Queen Mary de Londres. « A los ingleses les gusta Europa, allí es donde pasan sus vacaciones, pero la siguen viendo como un lugar ajeno a ellos », insiste el activista Nick Dearden, defensor de un « sí de izquierdas » a favor de permanecer en la UE. « No tienen sentimiento de pertenencia al continente, no se sienten concernidos porque no conocen los beneficios que Gran Bretaña saca la Unión Europea ». « La Unión Europea se percibe como una cuestión franco-alemana que concierne tangencialmente a los británicos », añade Renaud Thillaye del think thank Policy Network.