En Brasil, primera victoria del lobby de las armas

Por

La primera medida significativa puesta en marcha por Jair Bolsonaro desde su llegada a la Presidencia consiste en flexibilizar la ley que regula la posesión de armas en Brasil. Esta promesa de campaña supone una victoria para el lobby armamentístico.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

De nuestro corresponsal en Río de Janeiro (Brasil).- « Para garantizaros este legítimo derecho a la defensa, yo, como presidente, utilizaré esta arma », soltaba Jair Bolsonaro, apuntando con un bolígrafo a la cámara, antes de firmar, el pasado 15 de enero, el decreto que facilita la posesión de armas de fuego en Brasil –únicamente en casa y en el lugar de trabajo–. « Ahora, el buen ciudadano puede vivir en paz en su casa », continuó el presidente, que asumió el cargo el pasado 1 de enero.