Ronaldo, condenado, recibe una sentencia indulgente gracias a un documento falso

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Este martes 22 de enero quedará como una mancha indeleble en la carrera de Cristiano Ronaldo. A las 10 de la mañana, la estrella portuguesa, traspasada el pasado verano a la Juventus de Turín, tras nueve años en el Real Madrid, compareció en la Audiencia Provincial de Madrid para declararse culpable de un delito de fraude fiscal. El tribunal ratificaba el acuerdo alcanzado entre Fiscalía, la Abogacía del Estado y los abogados de Ronaldo. El cinco veces ganador del Balón de Oro aceptó las condiciones impuestas por las acusaciones: una pena de 23 meses de prisión que no implica cumplimiento y el pago de una multa que asciende a 18,8 millones de euros.