Nicolás Maduro o el fin del chavismo

Por Jean-Baptiste Mouttet

Inflación, escasez y ahora caída del precio del petróleo. La crisis de Venezuela es económica, pero también política. Los programas sociales se ven amenazados. Los chavistas critican abiertamente al Gobierno. Nicolás Maduro, que se impuso por escaso margen en las presidenciales de abril de 2013, atraviesa ahora serias dificultades a la hora de encarnar y sobre todo de relanzar la « revolución bolivariana ».

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Ha ocurrido lo que todos los venezolanos se temían, la caída del precio del barril de petróleo. Con la cotización del barril a poco más de 60 dólares, la economía venezolana atraviesa por un momento delicado, ya que las exportaciones dependen en un 95% del crudo. El Gobierno ya incumplió su presupuesto previsto para 2014, cuando el precio del barril superaba los 100, antes del desplome iniciado a mediados de junio. Y ello porque, pese a que el país posee las mayores reservas del mundo, no consigue aumentar la producción, llegando incluso, en octubre, por primera vez, a importar petróleo de Argelia.