Libia, Sáhara: el número de migrantes fallecidos en tierra firme supera a los que pierden la vida en el Mediterráneo

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Una hecatombe en el mar, pero también en tierra firme. El Mediterráneo se ha convertido en un cementerio migratorio, ya nadie lo ignora. Desde el comienzo del éxodo migratorio en Europa, en 2014, al menos 15.000 migrantes han perdido la vida tratando de alcanzar las costas de la Unión Europea, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que elabora un censo semanal del número de personas rescatadas en el mar, así como una estimación del número de fallecidos en un naufragio. Sólo entre enero y octubre de 2017, 2.793 personas perdieron la vida, principalmente entre Libia e Italia, y cerca de 149.000 personas lograron completar la travesía en el mismo periodo. Esta ruta marítima también es considerada como la más mortífera del mundo para inmigrantes.