José Sócrates, el lado oscuro de la política «moderna»

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Como Nicolás Sarkozy, José Sócrates es un personaje controvertido. Como Nicolás Sarkozy, el ex primer ministro portugués encarcelado a las puertas del pasado fin de semana, mantiene un vínculo sospechoso con el dinero. Como Nicolás Sarkozy, José Sócrates puso en práctica un estilo de gobierno personalista y brutal. Como Nicolás Sarkozy, el gobernante José Sócrates trataba continuamente de manipular o de impresionar a los medios de comunicación. Como Nicolás Sarkozy, José Sócrates construyó en el corazón mismo del Estado y en la sociedad « redes de influencia » consagradas a su persona. Como Nicolás Sarkozy, José Sócrates continúa proyectando una sombra sobre el panorama político de su país, mucho tiempo después de que los electores le echaran. Como la de Nicolás Sarkozy, la carrera política de José Sócrates está salpicada de episodios judiciales de los que había salido indemne hasta la fecha. Como el de Nicolás Sarkozy, el futuro político de José Sócrates depende del éxito o del fracaso del trabajo de policías y jueces. Que el primero se diga de derechas cuando el otro se considera de « izquierda » es anecdótico. La « bestia » política francesa y su alter ego portugués encarnan el lado « moderno » de cierta « política ». Un lado más bien repulsivo.