La ultraderecha se cierne sobre Austria

Por

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Se trata de un vuelco sin precedentes. Desde la Segunda Guerra Mundial, el centroizquierda (SPÖ, partido socialdemócrata) y el centroderecha (ÖVP, partido popular) se turnaban en la Presidencia de Austria y gobernaban, casi siempre, gracias a las « grandes coaliciones ». Este domingo, un importante movimiento de rechazo ha barrido a ambos del tablero político: ni uno ni otro concurrirán en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que se celebran el 22 de mayo. Estas dos formaciones apenas han conseguido sumar el 22% de los votos emitidos en la primera vuelta. En Austria, como en otros países del Viejo Continente, el apoyo a los « partidos tradicionales » pierde peso.