De México a Estados Unidos, la frontera no se abre

Por MARIE HIBON

Trump o Biden: para los migrantes que se encuentran las fronteras cerradas, el cambio de liderazgo no supone ninguna diferencia. Las puertas de la inmigración en Estados Unidos siguen clausuradas. En Ciudad Juárez hay miles de inmigrantes estancados en la inseguridad, presas fáciles del tráfico de personas.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Ciudad Juárez (México).- Frente al edificio del Instituto Mexicano de Migración en Ciudad Juárez, el guardia de seguridad hace aspavientos a los periodistas para conminarles a irse. « ¡Aquí no hay migrantes! No hay migrantes. ¡Vete al otro puente! ». De repente, detrás de él, se perfilan figuras vacilantes, que desmienten unas palabras que todavía flotan en el aire. Un grupo de una decena de mujeres y algunos hombres, hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, cargados con niños, los más pequeños sobre la cadera o en la espalda, los mayores en silencio. Ya no hay zonas acordonadas. « ¡Circulen! ¡Están bloqueando la zona de tránsito! ». El guardia gesticula en su dirección. Avanzan, demacrados, hasta quedarse solos en la acera.