Cómo Luxemburgo ha llegado a ser el agujero negro de las finanzas mundiales

Por

En el corazón de la zona euro, Luxemburgo es un paraíso mundial que gestiona las fortunas ocultas y los capitales evadidos de una parte del mundo. La salud de este pequeño país depende de su « centro financiero ». Aunque el Gran Ducado ha puesto fin al secreto bancario, el Gobierno recientemente salido de las urnas no parece dispuesto a desviarse de la línea trazada durante 18 años por Jean-Claude Junker.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

De nuestro enviado especial en Luxemburgo.   Existe un informe que describe a Luxemburgo como agente activo de la evasión fiscal en el mundo. Se trata de un informe que, como los – numerosos – elaborados con anterioridad, no tendrá eco en este pequeño país fundador de la Unión Europea y que se encuentra situado entre Francia, Alemania y Bélgica. Porque en Luxemburgo, en las calles de la capital del Gran Ducado, en los centros de decisión situados en los edificios de cristal y de metal de la meseta de Kirchberg, o incluso entre la gente de a pie, el peso y el papel exacto que tiene el « centro financiero » que sostiene a todo el país, son asuntos de los que no se habla. Supone un tabú que pocos se atreven a romper.