En Siria, la interminable agonía del bastión de Guta

Por

Hace cinco años y medio que la región de Guta oriental, a las puertas de Damasco, resiste a las fuerzas de Bashar al-Assad. La población, que sufre bombardeos constantes y los estragos del hambre, teme que el Ejército sirio cometa una masacre si recupera el control de la región.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Hasta tal punto sufren los bombardeos aéreos que numerosos civiles de la región de Guta oriental, el valle boscoso que comienza en el borde de Damasco, son capaces de reconocer a quién pertenece el aparato que, con brutalidad, sembrará la muerte y el caos. « La experiencia nos permite decir, con casi total fiabilidad, si el piloto es ruso o sirio. Si es ruso, el ataque será preciso; si es sirio, el piloto bombardeará de forma indiscriminada », cuenta por teléfono la doctora Amany Balour, pediatra de Guta.